En un comunicado firmado el 24 de diciembre de 2020 por la Secretaría Nacional de Riesgos y Emergencias, de Ecuador, se resuelven diez disposiciones con alcance nacional, entre ellas, en el artículo 2 de la Resolución Nro. SNGRE-084-2020, consta declarar nivel de alerta naranja ante el riesgo «asociado al manejo de la COVID-19, el cual se mantiene alto; y, debido a la nueva variante del virus SARS-CoV-2, podría generar un potencial incremento en la velocidad de
la transmisión de forma considerable».

Este documento de circulación oficial de la Secretaría de Riesgos, se publicó en su sitio web www.gestionderiesgos.gob.ec. Medios de comunicación lo tomaron como fuente para la generación noticiosa.

La tarde del 28 de diciembre de 2020, circuló como noticia en sitios web y medios sociales como Twitter, Facebook, Instagram.

El medio digital La República Ec tituló «Alerta Naranja en Ecuador por la nueva cepa de coronavirus«; Ecuavisa informó en su sitio digital que «Servicio de Gestión de Riesgos declara alerta naranja en Ecuador por el COVID-19«; el portal web Edición Médica, lo tituló como «CoVID19: Se declara alerta naranja en Ecuador y se recomienda adoptar confinamiento voluntario«; Teleamazonas informó que «Autoridades declaran a Ecuador en alerta naranja«.

Secretaría de Comunicación dice que comunicado carece de validez

La noticia se difundió como última hora. Durante la tarde del 28 de diciembre se convirtió en Tendencia en Twitter con la Etiqueta #AlertaNaranja. A las 17:20 la Secretaría General de Comunicación de la Presidencia de la República, difundió un tuit indicando que el comunicado de la Secretaría de Riesgos, carece de validez al no haber sido expedido oficialmente por el Comité de Operaciones de Emergencia (COE).

La circulación de ambos documentos oficiales generó confusión mediática así como en la ciudadanía que interactúa en redes sociales. Diario Expreso publicó que el Gobierno desmiente una supuesta declaratoria de Alerta Naranja en Ecuador.

El tema se convirtió en viral en redes sociales. El antecedente se enmarca en el reporte de una mutación en la cepa del coronavirus SARS-CoV-2 en Reino Unido.

Artículo anteriorLa desinformación puede generar desconfianza sobre las vacunas
Artículo siguienteYaku Pérez no renunció a su candidatura por la Presidencia de Ecuador

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here