Sin evidencia para curar la COVID-19 con Cascarilla

0
38
Foto: UTPL, 2020.

Uno de los mitos de mayor circulación en la provincia de Loja, en Ecuador, durante los primeros meses del confinamiento por COVID-19, tiene que ver con el uso de la Cascarilla como una medicina alternativa para prevenir o curar la COVID-19.

Los expertos en el tema aclararon que no existe base científica para determinar estos usos y advierten a la población que su uso puede derivar en problemas de un consumo innecesario, afectando incluso, en al hábitat de dicha planta.

La cascarilla es una planta históricamente vinculada el uso medicinal debido a que se empleó, entre los siglos XVI y XVII para el tratamiento de la malaria. Ante la emergencia sanitaria su uso se asoció como un tratamiento de prevención de l coronavirus Sars-Co-V2, por comunicaciones orales que se esparcieron entre la población.

Lo que se conoce de esta planta es que es originaria de bosques nublados de Los Andes, sin que exista investigación que valide su uso en el tratamiento o prevención de contagio de COVID_19, que se descubrió en 2020 y cobrado la vida de más de 1.6 millones de personas en el mundo.

Investigación en Loja

Actualmente, docentes investigadores de la Universidad Técnica Particular de Loja, estudian sobre la cascarilla y las maneras de impulsar la conservación.

Artículo anteriorNoticias falsas en Elecciones de Ecuador 2019, un ejercicio periodista desde el aula
Artículo siguienteTrump da positivo COVID-19 en medio de la campaña presidencial

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here